sábado, 3 de octubre de 2009

¿QUE SIGNIFICA EL CAMBIO?

Por: C.L. PDG Alberto Jacobson

El hombre en su vida de relación actúa según patrones determinados por su formación, su educación, su crianza, y a medida que crece y desarrolla su intelecto, por sus convicciones.
Esto crea una forma de vida en la que se mueve cómodamente, basado en la confianza que le produce la reiteración de actos que conoce y entiende como buenos. Se siente seguro.


Cuando se le sugiere un cambio, o el medio en que desarrolla su actividad cambia, o peor aún, se le obliga a cambiar, el hombre siente que pierde seguridad, porque debe enfrentarse a lo nuevo, lo distinto, lo desconocido.
Y debe entonces resolver situaciones sin apoyarse en parámetros conocidos, debe ser el dueño y responsable de sus decisiones, y asumir las consecuencias de sus actos en estas condiciones.
El temor al cambio es natural, es solo el miedo a lo desconocido, a lo nuevo, a equivocarse, a asumir responsabilidades.


Cuando de pequeños tememos a la oscuridad, en realidad nuestro temor es a no ver (conocer) lo que nos rodea y desconocer que nos puede pasar en ese ambiente.
Trasladando esto a nuestros Clubes de Leones es fácil entender la resistencia a los cambios que nos son sugeridos por nuevos programas internacionales, por desafíos impuestos desde nuestra Gobernación (concursos Distritales, premios por desarrollo de nuevas ideas, etc).
La aceptación del cambio significa un desafío, implica desarrollar nuevas ideas, adaptar nuestras costumbres a otra forma de hacer las cosas, modificar nuestros paradigmas. ¿Es bueno esto? No es ni bueno ni malo, es normal.


El hombre inventó la rueda y produjo una revolución en el sistema de transporte de cosas. Pero luego descubrió que debía perfeccionar su invento para mejorar los resultados y obtener mayores beneficios. Y pasó mucho tiempo (casi toda la historia de la humanidad) perfeccionando ese invento y obteniendo cada vez más beneficios, utilizando el método de prueba, error y corrección.


Nada distinto pasa en nuestros Clubes de leones.
Hemos hecho en 90 años de vida institucional, muchas cosas buenas.
El transcurso del tiempo no nos hizo renegar de ellas, nos hizo pensar en como mejorarlas. Nos adaptamos al cambio y lo hicimos.
Hemos asistido a cambios sociales revolucionarios, nos adaptamos y los aprovechamos.
Nuestra historia, nuestra experiencia, nuestro conocimiento, deben hacernos sentir seguros de nuestra capacidad de adaptarnos a los cambios.
Nuestro recurso humano (los leones) son nuestro respaldo.
La capacidad de nuestros líderes debe ser nuestra fuente de seguridad para manejar los cambios.
Surgirán seguramente nuevos desafíos, cambiarán seguramente las condiciones que tenemos para resolverlos, pero no tengan dudas, podremos vencerlos y salir fortalecidos de cada nueva adaptación al
cambio.


¿Qué significa realizar un cambio interior?

Significa modificar nuestra forma de sentir o de reaccionar frente a un evento dado. Por ejemplo, una persona que decide dejar de fumar, realizó un cambio interior; una persona que decide comenzar a prestar mayor atención a los alimentos que ingiere, realizó un cambio interior; una persona que decide buscar las formas de mejorar su relación de pareja, también realizó un cambio interior.

Lamentablemente, muchas personas temen realizar cambios. Para algunos, cambiar representa abandonar lo conocido, lo familiar, 'la zona de comodidad'. Para otros, cambiar representa aceptar que hay algún aspecto de su persona que está mal y que en
consecuencia debe ser modificado. Sin embargo, este razonamiento pobre y limitado, sólo actúa como un freno que nos impide seguir creciendo interiormente y mejorando cada día.

Cambio interior es sinónimo de evolución.

Cambiar significa tener la flexibilidad necesaria para modificar nuestro modo de sentir (o de actuar) con el fin de lograr nuevos y mejores resultados. Cambiar significa tomar control de nuestros comportamientos de forma tal de ser nosotros quienes determinemos qué es bueno y qué es malo para nuestro organismo.

Cambiar significa ser capaces de variar ciertos comportamientos de modo tal de lograr estrechar los lazos que nos unen a nuestros seres queridos.
Cambio interior es un proceso de transformación interna que nos permite comenzar a dirigirnos en una nueva dirección, alejándonos de lo que nos desagrada y perjudica, y acercándonos hacia lo que nos beneficia y produce placer.

Una vida sin cambio interior es una simple supervivencia. Las personas que realmente logran realizar sus metas y objetivos, son personas que saben que cambiar es tener la oportunidad de aprender algo nuevo y diferente. Cambiar es explorar lo que está más allá de nuestros conocimientos actuales.

Cambiar es expandir nuestros propios límites.
Es probable que al hacer algo nuevo y desconocido nos sintamos un tanto incómodos o inseguros, pero la recompensa vale la alegría de vivirla. No hay nada más gratificante que mirar hacia atrás en el tiempo y ver una vida llena de logros y realizaciones. Debemos comprender que con cada cambio realizado, con cada meta lograda, con cada
problema resuelto, tenemos la oportunidad de expandir, no sólo nuestro nivel de conocimiento, sino también la representación del mundo a nuestro alrededor, algo que ingenuamente denominamos realidad.

Nunca olvidemos que la llamada 'realidad', nos es más que nuestra percepción e interpretación de la realidad absoluta que nos rodea. Lo que comúnmente denominamos 'realidad' no es más que 'nuestra realidad' y no la realidad absoluta. Cambiar interiormente significa, expandir esa limitada realidad parcial.

Cuando logramos entender que nuestra vida es única y preciosa; cuando alcanzamos a
comprender que somos nosotros quienes debemos proteger la salud de nuestro cuerpo
(alimentándonos sanamente y realizando ejercicio moderado en forma regular);
cuando alcancemos a valorar que la calidad de nuestra relación de pareja (o de la
relación con nuestros hijos) depende, no sólo de las horas que trabajamos y del
dinero que aportamos a nuestro hogar, sino también del apoyo, comprensión y
respeto que demostramos por esas personas que tanto amamos, recién entonces
habremos comenzado a hacer cambios que nos dirigirán hacia una vida más feliz
y plena.

No es necesario que haya algo mal para que decidamos cambiar. Siempre es posible mejorar lo que ya está bien.
¿Deseamos sentir mayor seguridad, confianza y autodeterminación?
¿Deseamos llevar a nuestra relación de pareja (o la relación con nuestros hijos) a un
nivel superior de amor, entendimiento y comprensión?
¿Deseamos mejorar nuestra situación actual con referencia a temas fundamentales
como los estudios, el trabajo o la profesión?

Podemos lograr cualquier cosa que nos propongamos, especialmente si
entendemos que cambiar interiormente es la clave para seguir evolucionando.
Vivamos con pasión y entusiasmo, sabiendo que todos podemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada